VIDEO DE NUESTROS 15 AÑOS

Ver nota >>


 

EL CASERÍO VASCO

.Es el arquetipo más representativo de la vivienda tradicional de Euskal-Herria landetxo-baserria

.Se extiende entre el extremo occidental de Bizkaia hasta la Baja - Nabarra a lo largo de unos 200 kmts de longitud por 80 kmts de latitud.

.Se empiezan a construir hacia el año 1500 y dejan de hacerse hacia el año 1900.

.El caserio debe considerarse como una superación de las antiguas cabañas medievales de paredes de adobe y cubierta vegetal.

.Es una consecuencia lógica del desarrollo de las nuevas tecnologías en cuanto a la utilización de la piedra y la madera de roble se refiere.

. Se estima que en Euskal-Herria llegó a haber unos 50.000 caseríos.

. Se contabilizan una veintena de variedades de caserío.

.Se trata de un modelo de casa compacta , sin patios interiores , casi siempre unifamiliar, con estructura diseñada para el aislamiento, de  dimensiones superiores a las de las regiones colindantes , adecuada a un clima lluvioso , con cubierta de teja casi siempre a dos vertientes y con aleros muy amplios.

.Es un edificio alzado sobre tierra batida o roca ya existente, en base a solidas paredes exteriores de piedra de hasta un metro de espesor y vigas de madera de roble a ser posible .Muchas veces se trata de una pequeña fortaleza con aspilleras en las planta baja. El roble y la piedra posibilitan el que las reparaciones  mayores se hagan una vez por siglo y sólo los retejos cada veinte años.

.Es un edificio con vocación de autoabastecimiento y sobrevivencia y que acoge en su seno la vivienda familiar, el establo, el granero, el paja, la bodega de sidra, el almacén y el desván. Es el único edificio civil europeo que integra en su interior el lagar para la fabricación de la sidra, uno de los escasos lujos gastronómicos de la época.

.Las obras del caserío, que duran unos de años, se ejecutan a criterio del maestro cantero y del carpintero que ejercen de arquitectos, siguiendo las pautas del contrato acordado con el propietario. El pago se realiza 1/3 a la firma del acuerdo, 1/3 al finalizar el tejado y el tercio restante al finalizar la construcción.

.Se estima que el costo de un buen caserio del siglo XVI es el equivalente al de una docena de bueyes de tiro.

.Una peculiaridad de los caseríos es que todos tienen nombre propio,ligado a la topografía, vegetación o geografía del lugar,  conocido por vecinos y autoridades , habitualmente invariable a lo largo de la historia e independiente del apellido de los propietarios .

.El edificio del caserio y sus bordas y tierras, es un todo indivisible con entidad propia ,sujeto político de derechos y deberes ejercidos por el designado por sus habitantes ,normalmente los abuelos , el matrimonio y la prole .

.Independientemente del número de habitantes, el caserio tiene un sólo voto en la Junta de Vecinos

.Ante el Concejo de Vecinos , el caserio tiene derecho a roturar el monte comunal para procurarse más alimento que el que le dan sus propias tierras, a la suerte de leña para todo el año para la calefacción y la cocina , a los arboles trasmochos para la fabricación y posterior venta del carbón vegetal para poder paliar la pobreza casi siempre crónica del caserío ,a los árboles bravíos  para hacer cuantas reparaciones sean necesarias, a los derechos de molienda de grano en el molino vecinal ,a un lugar (jarleku) donde rezar por los difuntos de la familia en la iglesia del pueblo, que es de propiedad comunal y a pastar en los montes del comunal de acuerdo con el resto de caseríos .

.Pero el caserío tambien designa a su representante cuando tiene la obligación de acudir a cuantos trabajos comunitarios (auzolan) sean acordados en el Concejo(construcción y reparación de obras comunales ,plantación de árboles en el comunal , etc...).

.El caserío ha sido el templo del euskara en palabras de Gotzón Garate y el refugio incuestionable de la transmisión cultural del Pueblo Vasco.

Autor: Koldo Zabalondo

 

CONTACTO

Dirección: 25 de Mayo 427 / Teléfono: 4542-5074 / Email: etxeacar@adinet.com.uy
Carmelo, Uruguay


Diseño Web: RUTA 21